El Banco de Previsión Social exige inscribir todas las obras que se realicen en un inmueble

Tanto las obras de mantenimiento, pequeñas obras u obras de mayor escala deben registrarse ante el BPS.

La obligación del registro cuenta tanto para los casos en que se contrata trabajadores como en las obras realizadas por los propios dueños.

La fiscalización del BPS se realiza por varias vías: inspecciones por zona, denuncias recibidas etc.

Lo más frecuente sucede al momento de vender un inmueble. El escribano de la parte compradora exigirá un certificado del BPS donde conste que el inmueble no tiene deudas por obras ante ese organismo.

Vía: EL PAÍS