El Ayuntamiento de Barcelona aprobó que el 30% de las unidades construidas sean para vivienda social

A iniciativa de entidades que defienden el derecho a la vivienda y con el apoyo de la alcaldesa Ada Colau, el Ayuntamiento de Barcelona aprobó una medida que permitirá sumar al parque público unas 400 viviendas sociales al año.

Esta medida estaba prevista en la Ley catalana del Derecho a la vivienda de 2007, pero hasta la fecha no se aplicó.

Para que se apruebe totalmente, la modificación deberá aprobarla La Generalitat, que hasta la fecha no ha querido cambiar las reglas a los promotores privados.

Vía: EL PAÍS (España)