Venezolanos huyen e invierten afuera

Su país está en quiebra económica. El hambre es rampante. La inflación marea y se espera que llegue a un millón por ciento a fin de año. Los hospitales se quedan sin medicamentos, equipos e incluso guantes. Sin embargo, mientras millones de venezolanos libran una batalla diaria por sobrevivir en su país, otros han encontrado un refugio para su dinero del otro lado del Océano Atlántico, en el mercado inmobiliario de Madrid.

En 2017, los precios de las viviendas en Madrid se dispararon casi 17%, el aumento más significativo entre las ciudades españolas. Esto elevó el costo de vivir en el centro a niveles que no se habían visto desde 2007, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria en España. El distrito de Salamanca, con sus tiendas de ropa de diseñador y sus restaurantes lujosos, ha estado en el centro del auge, en parte, gracias a venezolanos ricos.

Tan solo en Salamanca, según las estimaciones de algunas empresas inmobiliarias de Madrid, más de 7.000 apartamentos de lujo ahora son propiedad de venezolanos.

Aunque una parte del dinero de estas inversiones venezolanas proviene de asociados al régimen de Maduro, la mayoría es de familias que se hicieron ricas hace décadas, en una economía cuyo principal activo, el petróleo, fue nacionalizado en los años setenta.

Vía: EL PAIS