La suba del dólar frenó aún más los negocios inmobiliarios

La corrida cambiaria que se generó en las últimas dos semanas en Argentina obligó a la suspensión de operaciones de compraventas de inmuebles en ese país, pero también en Uruguay.

Los inmuebles ajustaron sus precios por debajo de la inflación, tanto en alquiler como en compraventa, al cierre del primer trimestre. Eso implicó que en el último año, los hogares uruguayos aumentaron su poder de compra de metros cuadrados en vivienda y, en el caso de los inquilinos, el gasto en alquileres redujo su peso en la canasta de consumo.

Por barrios

Entre los 17 barrios que releva el indicador, 16 mostraron una suba de precios medidos en dólares en los 12 meses finalizados en marzo, mientras que solo uno bajó sus valores.

La mayor suba tuvo lugar en Jacinto Vera, con un aumento de 15% respecto a marzo del año pasado. Le siguió Palermo (14,2%) y en tercer lugar Centro (10,2%).

Esos barrios registraron en el último tiempo una inyección de oferta con vivienda nueva terminada o que está en fases finales de construcción. Si bien se trata en la mayoría de los casos de apartamentos construidos bajo el régimen de Vivienda de Interés Social, sus precios suelen estar por encima del de inmuebles usados de iguales características, lo que levanta el promedio.

En el otro extremo, Punta Gorda tuvo una baja de 0,5% en el precio de oferta en los 12 meses finalizados en marzo, mientras que Tres Cruces y Cordón aumentaron apenas 1% y 1,6%, respectivamente.

 

Vía: El OBSERVADOR