Rusia construirá su primera ciudad inteligente

Uno de los objetivos de la urbanización es aliviar la presión demográfica de Moscú. La nueva ciudad estará conectada con la capital rusa a través de una nueva línea de subte.

El proyecto corresponde a un trabajo conjunto de los estudios Zaha Hadid Architects y Pride Architects.

Será una ciudad sustentable desde el punto de vista ecológico y económico. Más de un tercio de su superficie estará destinada a zonas verdes y bosques con un gran lago en el centro. Tendrá viviendas para 66.500 habitantes y 800.000 metros cuadrados de oficinas.

Vía: CLARÍN