El real estate ganó dinamismo con los edificios de coworking

La inversión en los espacios de trabajo colaborativo (coworking) crece a pasos agigantados. Lo invertido se recupera en dos o tres años, ya que el modelo está en expansión, y se ofrecen modalidades flexibles de alquiler.

La cantidad de espacios de trabajo compartido no para de aumentar y los inversores están sacando provecho a este pujante negocio inmobiliario en todo el mundo. Según la última Encuesta Mundial sobre Coworking, el 41% de los encuestados dijo que las ganancias en 2016 fueron muy favorables y el 67% tiene planes de expandir su marca.

Uruguay no se encuentra al margen, ya hay cerca de 1.000 personas que son miembros de alguno de estos espacios y se prevé un incremento del 50% al finalizar el año.

 

Vía EL OBSERVADOR