Estudiantes del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts, EEUU) inventan un ladrillo ecológico y barato

El 70% del “Black Brick” tiene como materia prima deshechos de la celulosa que hasta el momento no se reutilizaban. La preparación de este ladrillo no necesita cocción, por lo que su fabricación no tiene emisión de gases contaminantes.

Vía Revista VIVIENDA (Argentina)