Estímulos fiscales a la construcción anunciados por el gobierno podrían reactivar el sector

El pasado lunes el gobierno anunció exoneraciones para la construcción y venta de proyectos de vivienda permanente o esporádica de gran porte que sean presentados antes del 31 de diciembre de 2017 ante la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (COMAP) y que se ejecuten antes del 31 de diciembre de 2019. Los anuncios se dan en un contexto de clara desaceleración de la actividad del sector.

Las inversiones que podrán beneficiarse con este incentivo deberán superar los 123 millones de UI, equivalentes a unos 15 millones de dólares, en valor de construcción en obra civil y contar con un mínimo de un 20% en áreas destinadas a uso común.

Entre los beneficios se destacan la exoneración de impuestos a la importación de equipos, maquinarias y materiales a utilizar en obra que sean declarados no competitivos con la industria nacional, exoneración del Impuesto a la Renta de las Actividades Empresariales (IRAE) por franjas, que van desde el 20% para proyectos hasta US$ 25 millones (aprox.), 25% hasta los US$ 35 millones (aprox.) y 30% para los proyectos que superen esta cifra, y la exoneración del Impuesto al Patrimonio para los constructores por dichos inmuebles por un plazo de 8 años en Montevideo y 10 años si el proyecto se ubica en el interior del país.

Las medidas fueron anunciadas por el ministro interino de Economía, Pablo Ferreri, luego del Consejo de Ministros, quien agregó que las mismas serán “complementadas con cambios al régimen VIS que presentará la ministra de Vivienda”, Eneida De León.

 

Vía Diario EL PAÍS y Diario EL OBSERVADOR