Presentarán nueva propuesta de regulación de plataformas digitales vinculadas al turismo

20180507

Una nueva propuesta de regulación de las plataformas digitales vinculadas al arrendamiento de inmuebles está siendo estudiada por los operadores del sector, que recibieron insumos de trabajo días atrás durante el III Congreso Iberoamericano de Nuevas Tecnologías Aplicadas al Turismo.

La intención es sumar algunas iniciativas aplicadas en otros países y entregarlas a las autoridades del Poder Ejecutivo para su consideración.

Según explicaron varios operadores a revista Propiedades, en ese evento desarrollado en Montevideo escucharon a expertos de Italia, España, Alemania y Francia, que en diferente manera abordaron la aparición de plataformas web como Airbnb, que supone un modelo de economía colaborativa que perjudica al modelo tradicional de negocio inmobiliario.

“La tecnología vino para quedarse. Pero dentro de la ley todo, fuera de la ley nada”, dijo el presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay, Juan Martínez, uno de los promotores de la regulación.

Ante la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, y ante el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, el presidente de la gremial hotelera indicó que se pretende “competir en igualdad de condiciones” con aquellos portales que ofrecen servicios de arrendamiento.

Horacio Serdeña, gerente del Victoria Plaza Hotel, manifestó que los empresarios del sector deben analizar “como tratar con un socio invisible”, que “a veces es silencioso, pero a la vez determinante”. “La tecnología se queda, da soluciones y a la vez dan problemas”, agregó.

La propia ministra Kechichian afirmó que los arrendamientos entre particulares mediante empresas como Airbnb deben someterse a algún tipo de regulación. Y en los hechos, recordó, son varios los gobiernos provinciales y nacionales que ya iniciaron procesos de control ante el perjuicio que estaba sufriendo la industria hotelera e inmobiliaria.

En ese encuentro se relataron las soluciones tomadas en otros países. La intención ahora es, a partir de esos insumos, presentar un borrador con un paquete de regulaciones a las autoridades, dijo a Propiedades Fernando Peláez, integrante de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay.

“Los expertos que vinieron de otros países nos mostraron insumos valiosos, pero tenemos que adaptarlos a nuestro contexto”, afirmó el operador. Dos años atrás, durante el anterior congreso hotelero que abordó este tema, una posible regulación estaba “más verde”, pero desde ese entonces ya había cierta receptividad de las autoridades en analizar el asunto.

De todos modos, cree que el gobierno “no ha analizado mucho una regulación” pese al reclamo del sector. El contexto cambió porque ya no está sobre la mesa una intención de prohibir estas plataformas, sino regularlas para que, de alguna manera, compitan en las mismas condiciones frente al sector formal.

“Lo mejor es regular. Las nuevas tecnologías permiten nuevas modalidades de negocios para ofrecer lo mismo que nosotros, pero en condiciones más favorables. Si ofrecés algo que es casi lo mismo, tenés que llevarlo a cabo pero con una regulación”, sostuvo.

El asesor legal de la gremial, Julio Facal, explicó a Propiedades que la idea es impulsar un proyecto de ley de fomento y promoción de las nuevas tecnologías y la creación a través de esa norma de una oficina de contralor que funcione en la órbita de la Agesic.

Esta iniciativa se complementaría con dos proyectos de ley adicionales: un marco regulatorio del prestador inmobiliario turístico y un marco regulatorio de la vivienda turística.

En este último caso, se estipula la creación de un registro de viviendas turísticas vacacionales, cuyos integrantes podrían ofrecer alojamiento bajo determinadas características en los portales digitales y con cierto límite.

El objetivo, además, es que tributen por la estadía que ofrecen a los turistas a fin de no competir de manera desigual con los hoteles y el mercado inmobiliario formal.

A modo de ejemplo, Facal explicó que en Francia se creó un registro que habilita a sus integrantes a alquilar su inmueble por hasta 120 días al año.

Palma prohíbe

Mientras que la mayoría de las ciudades y comunidades autónomas de España han optado por regulaciones restrictivas y el pago de impuestos a plataformas como Airbnb, en Palma –ubicada en Mallorca- la decisión fue prohibir determinadas operaciones contenidas en ese portal.

El Ayuntamiento de esta ciudad ha decidido adoptar una medida pionera en España fruto de una iniciativa vecinal: prohibir los apartamentos turísticos anunciados en esa empresa. A partir de julio, los habitantes que pongan sus pisos de inmuebles plurifamiliares —esto es, edificios y no chalets o casas aisladas— en alquiler en este tipo de plataformas se enfrentarán a multas de hasta 40.000 euros.

Mientras esto ocurre, Airbnb sigue expandiendo su negocio. La tecnológica de San Francisco lanzó la herramienta Eventos, que permite buscar alojamientos cerca de congresos, convenciones y acciones corporativas. Con esta herramienta, el usuario precisa a qué evento quiere asistir y Airbnb despliega cuáles son los alojamientos más cercanos, sus tarifas y disponibilidad.

La interface es muy similar a la del Google Maps, y la idea es que las empresas organizadoras puedan incorporar el mapa en sus propias plataformas que promocionan un evento.

Foto: Web Airbnb - captura de pantalla