Estiman que mercado inmobiliario mantendrá el mismo nivel de actividad y advierten por costos laborales

20180430

El contador Daniel Porcaro, coordinador del Diploma de Negocios Inmobiliarios de la Facultad de Arquitectura de la Universidad ORT, dijo en una conferencia ante alumnos y operadores inmobiliarios que se aguarda que la plaza local mantenga el mismo desempeño de 2017.

Porcaro afirmó en el auditorio de la casa de estudios que son varios los factores que hacen prever una relativa inamovilidad del mercado. Uno de esos factores se vincula a la cotización del dólar, que no registrará casi variaciones en Uruguay.

“No hay señales de cambio acá. Pero se espera que en Estados Unidos se fortalezca la moneda por las decisiones que tome el gobierno de Donald Trump”, aseguró el especialista, quien recordó que paquete de estímulos que viene instrumentando el jefe de Estado norteamericano para estimular la radicación de capitales en ese país.

Por otra parte, Porcaro indicó que en el mercado de capitales doméstico “continúa el apetito” por letras de regulación monetaria, que se han convertido en “una aspiradora de pesos”. Según detalló, “los agentes locales compran estas letras porque tienen una tasa de rentabilidad de tres o cuatro puntos por encima de la inflación”, lo que hace que sea “una buena tasa de rentabilidad” en un negocio que “no tiene costo de entrada ni salida”.

Muchos inversores optan por estas letras antes de realizar una inversión inmobiliaria, cuya rentabilidad no está asegurada. “Es una gran competencia del negocio inmobiliario”, manifestó.

Además, Porcaro señaló que existe en Uruguay dificultades para atraer inversionistas extranjeros que deseen colocar su dinero en la construcción de inmuebles o emprendimientos comerciales.

El “papeleo” de los extranjeros para colocar depósitos en el sistema bancario y, luego invertir, “genera problemas” de tal envergadura que algunos desestiman al país al momento de diseñar sus inversiones. Este fenómeno queda de manifiesto en la reducción de la cantidad de depósitos de no residentes, dijo Porcaro.

“No entró más dinero o el dinero que estaba acá se fue para otro lado. Por ejemplo, en Argentina las inversiones inmobiliarias están resultando más atractivas que en Uruguay”, añadió.

Por otra parte, el especialista alertó sobre el impacto del costo laboral en la falta de dinamismo en el sector de la construcción. Ante este panorama, pidió “prestar mucha atención” en lo que ocurra en los Consejos de Salarios de este año.

“En la medida que el dólar este planchado y que haya aumento de los costos salariales, va a estar pegando contra el margen de los desarrollistas e inversores. Entonces, ¿qué se puede hacer? Subir el precio. Pero hay que ver si el mercado va a validar ese aumento de precios”, manifestó

A su entender, los agentes del mercado resolverán posibles inversiones a la luz de lo que ocurra con los ya “exiguos márgenes” de ganancia.

Evolución de precios

En otro tramo de su conferencia, Porcaro se centró en la accesibilidad a la vivienda por parte del consumidor final. A la hora de pensar la evolución de los precios, dijo que es necesario tener en cuenta las variaciones existentes según barrios y zonas debido a la redistribución de la oferta inmobiliaria a partir de 2012.

En la presentación tomó datos del promedio de Montevideo y del barrio Cordón,  área donde se ha concentrado el desarrollo de la oferta de vivienda promovida.

Según dijo, en octubre de 2007 en Cordón el metro cuadrado se cotizaba a 1.000 dólares, mientras que, diez años después, se cotiza a 2.500 dólares. En tanto, el promedio de Montevideo, que estaba por debajo de los 1.800 dólares, actualmente se encuentra por encima de los 3.000.

El valor de las viviendas en Cordón se incrementó casi 150 % y el promedio de Montevideo indica que el aumento fue de alrededor de 50 %. Y, al observar el poder adquisitivo, según ejemplificó Porcaro, en 2007 con 50.000 pesos de salario se podía comprar 1,5 metros cuadrados en Pocitos y 2,5 metros cuadrados en Cordón. Diez años después, mientras el poder de compra en Pocitos es el mismo, en Cordón puede comprar 1,5 metros cuadrados.

“Hay mucha más oferta en Cordón. Los precios se han elevado. Las unidades en oferta tendrían que ir bajando porque los metros cuadrado a los que puede aspirar fueron bajando”, opinó Porcaro.

Foto: elintra.com.ar