Tecnologías digitales impactan en negocio inmobiliario y en Uruguay buscan detectar oportunidades

20180423

Es un hecho que las nuevas tecnologías digitales están transformando el mundo el trabajo. No escapa a esta realidad el mercado inmobiliario, un negocio que se concentra cada vez más en plataformas digitales y en herramientas online.

Ante esta realidad, la Cámara Inmobiliaria Uruguaya (CIU) convocó a interesados en realizar un estudio del impacto de Internet en el mercado local.

Quien resulte seleccionado tras un proceso competitivo deberá identificar plataformas para negocios inmobiliarios existentes y en uso en Uruguay y en el mundo: cómo se realizan los procesos productivos del sector con las tecnologías actuales, qué procesos se automatizan, cómo es la productividad del trabajo.

También se deberá identificar otras tecnologías ya introducidas en el sector en Uruguay y en el mundo, como la realidad virtual, realidad aumentada, visión 360, hologramas, etc. Asimismo, se pide identificar tecnologías disponibles, aun no utilizadas en el sector inmobiliario, pero que pueden impactar en su modus operandi.

La idea es también detectar tecnologías en desarrollo que, por su impacto en los hábitos de consumo, relaciones de trabajo, productividad, etc., podrían producir cambios en el sector en el corto plazo. Se pretende analizar cómo se produce la incorporación de tecnología e innovación en la industria y qué mecanismos existen para la transferencia de conocimientos y tecnología.

Finalmente, se pide realizar un conjunto de recomendaciones sobre medidas a impulsar para corregir los problemas y desafíos detectados. Allí se deberá atender brecha de calificaciones y respuestas a implementar.

Este estudio se llevará a cabo en coordinación con el programa de reconversión laboral en el marco de la incorporación tecnología y la sustentabilidad ambiental (Progretec) que lleva adelante la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) en convenio con el Instituto Nacional de Empleo y Formación profesional (INEFOP).

En la convocatoria, la CIU sugiere realizar un mapeo de actores y cadena de valor en la actividad inmobiliaria. En ese sentido, busca tener una noción más clara de la composición de la trama empresarial, es decir tipos de empresa según tamaño, actividades específicas que desarrollan dentro del sector, localización geográfica, tipos de clientes, niveles de incorporación de tecnología, caracterización socio-demográfica de los operadores inmobiliarios y sus empleados, formalidad e informalidad.

También se quiere profundizar en las relaciones entre los diferentes actores del negocio, el flujo de recursos, la apropiación, la calidad y cantidad de empleo, entre otros aspectos.

Por otra parte, a fin de detectar oportunidades y amenazas se espera la realización de un análisis de competitividad: ventajas competitivas en el mercado interno y respecto al mundo, costos y márgenes por actividad, factores de competitividad endógenos y exógenos, barreras e incentivos legales y tributarios, y la estructura de costos de la cadena global de valor por eslabón.

Entre otros aspectos, la CIU espera realizar un análisis del mercado con la mente puesta en relevar los principales clientes y tipos de clientes, donde se discrimine en función del tipo de comprador o inquilino, en función del nivel de ingresos, nivel educativo, tamaño del núcleo familiar y tipo de ocupación.

Foto: icasas.mx