Los strip centers consolidan su modelo, analizan nuevos proyectos y suman metros cuadrados

20180219

Los llamados strip centers consolidan su negocio en el entramado urbano mientras cumplen con su objetivo: dotar de servicios y una amplia oferta comercial en puntos con creciente desarrollo inmobiliario.

Estos pequeños malls al aire libre ganan su espacio y se transforman en una alternativa rentable de asociación entre real estate y retail. Se espera sumar más metros cuadrados en iniciativas similares que están a estudio y otras que ya están resueltas.

La firma Strip Centers Uruguay cuenta con dos emprendimientos. Uno se llama Portal Américas, queda sobre Avenida de las Américas y se compone de 11 locales en planta baja y dos depósitos. En su única planta en altura cuenta con nueve locales más. Hay desde restaurantes, hasta almacenes, una farmacia y un lavadero, entre otros.

El segundo emprendimiento se llama Portal Brunel, y está ubicado en Camino Carrasco, a metros de Camino Brunel. Cuenta con dos locales en su planta baja y nueve en el primer piso.

La ocupación de ambos complejos comerciales ronda entre el 70% y el 90%, dijo a revista Propiedades el director del grupo Strip Centers Uruguay, Esteban Cagnoli. Se trata de un nivel “interesante” y da cuenta de la demanda que existe por este tipo de propuestas, consignó.

Este tipo de negocio busca “satisfacer determinadas ocasiones de consumo”, por lo general consumo de alta frecuencia, es decir la que ocurre todos los días, añadió. En ese sentido, quedó demostrado que en ambos emprendimientos llegan clientes de los respectivos barrios -que están recibiendo un importante número de inversiones inmobiliarias- pero también personas que recorren las avenidas cercanas.

Cagnoli afirmó que la compañía se propone reforzar la propuesta comercial de ambos establecimientos ya que diversificar la oferta es clave para lograr el éxito de este modelo de negocio.

Para este año, Strip Centers Uruguay se propone abrir nuevos malls y comenzar el camino para replicar el modelo en otros puntos de Montevideo y el interior del país. El objetivo: “Dar un servicio que responde a la necesidad del mercado”, dijo el ejecutivo.

Para esto, explicó, se logró dar con el interés de las marcas que actualmente arriendan los locales en Portal Américas y Portal Brunel.

A nivel de la capital, se analiza desarrollar un emprendimiento similar en la zona Este del eje de Avenida Italia. Además, se estudia instalar otro mall en el Prado. Se trata de locaciones en las que se constata la llegada de inversiones inmobiliarias.

“Estos formatos tienen que acompañar los desarrollos urbanísticos. Buscamos lugares donde desarrollar espacios de este tipo y que atraviesen una etapa de densificación”, explicó Cagnoli.

Pero no queda allí el plan de expansión. La empresa puso los ojos en Salto, Paysandú, Río Negro y Maldonado. Claro, son conscientes que el negocio tendría un funcionamiento diferente en esos puntos porque el desarrollo inmobiliario es diferente y porque la movilidad en esos puntos del país no es la misma que en Montevideo.

“Hace más de cinco años estamos estudiando la aplicación del formato y hace un año que lo estamos aplicando”, sostuvo Cagnoli.

Por otra parte, en la calle Gabriela Mistral, en la zona de Parque Miramar, funciona desde hace poco tiempo el emprendimiento familiar llamado Matisse. Es un pequeño paseo de compras que cuenta con siete locales y un espacio de recreación al aire libre.

Uno de los responsables del lugar, Santiago Queirolo, dijo a Propiedades que el día que abrió las puertas el complejo ya estaban sus siete locales ocupados. Allí funcionan comercios gastronómicos y de elaboración de alimentos de renombre que aseguran la alta concurrencia de los vecinos de la zona.

Por el momento no piensan abrir nuevos espacios similares, aunque reconoció que han recibido propuestas para desarrollar emprendimientos en otros puntos de la ciudad. “No han propuesto algunas locaciones. Estamos mirando”, manifestó Queirolo.

En tanto, la empresa Car One desarrollará un “shopping de autos” de 12 hectáreas en el cruce de Ruta Interbalnearia y Camino de los Horneros, próximo a la entrada al barrio privado La Tahona.

La compañía al frente de la propuesta –Santa Rosa Automotores- pretende completar el proyecto con una zona comercial, de servicios y gastronómica que ocupará unos 20.000 metros cuadrados, según dijo Eduardo Ache, presidente de la firma y quien ha llevado las negociaciones frente a la Intendencia de Canelones.

Se estima que a inicios de 2019 ya estén funcionando las primeras concesionarias y los comercios, cuya principal tarea será satisfacer la demanda de los residentes de esa zona y quienes transiten por ese lugar.

Foto: Strip Centers Uruguay