Alertan necesidad de mejorar coordinación entre desarrollos privados de construcción y los programas estatales de vivienda

20181203

El gobierno alertó la necesidad de mejorar la coordinación entre los desarrollos inmobiliarios privados y los programas estatales de vivienda. Esta advertencia se encuentra dentro del documento elaborado por la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial (Dinot) del Ministerio de Vivienda tras un análisis de los 10 años de la aplicación de la ley de ordenamiento territorial.

“Lograr una mejor articulación de las definiciones y la gestión del suelo con los programas de vivienda social, así como con los desarrollos privados para promover un cambio de las políticas de vivienda y de ordenamiento territorial”, indica el documento.

Es ese sentido, indica que “son necesarias acciones renovadoras, nuevas capacidades institucionales, carteras de suelos dinámicas y coordinación multinivel”.

El gobierno plantea la necesidad de “armonizar y combinar” las políticas sectoriales con el proyecto territorial, generando “complementaciones y sinergias” entre las competencias nacionales y departamentales.

Entre las metas trazadas se encuentra la consolidación de los espacios urbanos en los distintos departamentos, así como la mejora de las vías de comunicación terrestre entre ellos.

Además, se promueve la edificación de entramados urbanos en armonía con el medio ambiente y en sintonía con los recursos naturales. “El desarrollo de programas y estrategias de ordenamiento territorial en las cuencas hídricas tiene el potencial de articular las políticas y los programas de desarrollo con la protección territorial del ambiente y de los recursos naturales”, afirma el trabajo de la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial.

Desde esta repartición se exhorta a integrar la planificación urbana a la realidad del cambio climático, los bjetivos de sostenibilidad urbana, la accesibilidad universal, la dimesión de género, la gestión de suelo y las carteras de inmuebles, entre otros aspectos.

Según el texto elaborado, la producción de soluciones habitacionales de promoción pública y las obras de infraestructura constituyen uno de los motores del desarrollo urbano. “Es así que, si logramos articular mejor las definiciones y la gestión del suelo con los programas de vivienda social, así como con los desarrollos privados, podremos promover un cambio real con mejores y mayores resultados cualitativos y cuantitativos de las políticas de vivienda y de ordenamiento y desarrollo territorial”, indica la Dinot.

“La Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano (Enasu), aprobada este año, se transformó en una guía para la acción que estamos implementando con acciones puntuales y medidas generales, con algunos proyectos concretos y avances normativos o modificaciones legislativas. Esto constituye una nueva base para avanzar en un programa que, considerando el conjunto de acciones de la Enasu, articule la elaboración de instrumentos de planificación y de gestión territorial de las intendencias con la planificación de la política de vivienda y hábitat”, sintetiza el trabajo de la repartición.

Foto: uruguaydesdeloalto.com