Expectativa negativa ante la temporada turística en Punta del Este: actividad caerá 15% por coyuntura argentina que complica el mercado inmobiliario y hotelero

20181221

En el inicio de la temporada de verano 2018-2019 existe una expectativa negativa de lo que será la actividad inmobiliaria y hotelera producto de la coyuntura argentina, que seguramente retraerá el flujo de visitantes de ese país.

Operadores consultados por revista Propiedades sostuvieron que aguardan un movimiento menor respecto a la temporada pasada, pero que no se tratará de un período de bajo trabajo y, por ende, de baja rentabilidad para los proyectos hoteleros e inmobiliarios.

Se augura un descenso de turistas argentinos, que se suma a la pérdida desde la temporada pasada de una importante porción de los turistas de Brasil. Seguramente no haya un regreso masivo de los norteños, pero sí se registre una presencia importante –aunque menor respecto a otros años- durante los primeros días de 2019.

Javier Sena, vicepresidente de la Cámara Inmobiliaria de Maldonado y Punta del Este, dijo a revista Propiedades que se proyecta una caída de la actividad de entre 15% y 20%. Se sentirá la menor presencia de la clase media argentina, aseguró.

La devaluación del peso argentino y el elevado costo interno de Uruguay son, a su entender, los dos factores principales de la retracción. Además, cree que la presencia de turistas brasileños será similar a la de la temporada pasada. Como siempre, se aguarda la mayor presencia de visitantes norteños para los primeros 10 días de enero.

Como ocurre en los últimos años, un 90% de los arrendamientos se concreta por fuera del sistema formal, lo que entiende es un “flagelo” que afecta al negocio mientras “los gobernantes no atacan el problema”.

Sena alertó por la pérdida de puesto de empleo en la actividad inmobiliaria y la pérdida de millones de dólares en recaudación del Estado ante la proliferación de la actividad a través de plataformas de economía colaborativa.

El operador inmobiliario llamó a realizar esfuerzos entre los actores del sector y el gobierno para “conservar el destino” Punta del Este y evitar que se transforme en “una nueva Mar del Plata”. “En ese lugar no se mantuvieron las propiedades como se debe y no se mantuvo un correcto asesoramiento desde el sector inmobiliario, con lo que hubo una gran cantidad de denuncias por los problemas en los alquileres y en la falta de responsables”, apuntó.

Por su parte, Antonio Soto, presidente del Centro de Hoteles de Punta del Este, dijo a revista Propiedades que el ritmo de reservas durante diciembre fue “lento” y que ello se debe a que la decisión de alquiler de habitaciones se resuelve a último momento, antes de concretar los viajes, especialmente a través de portales web.

“Pero todo es muy relativo. Turistas van a venir. Pero cuando pasan estas cosas, lo que hay que hacer es manejar bien las tarifas para poder trabajar de buena manera en la temporada”, indicó.

De todos modos, auguró una temporada “diferente” y la causa principal es la fuerte devaluación del peso argentino, que motiva que Uruguay sea una plaza cara para el visitante de ese país.

Hay que tener presente que en la pasada temporada el dólar se cotizaba a 17 pesos argentinos, mientras que en la actualidad ronda los 38 pesos. “Esta situación influye mucho”, apuntó Soto.

“Esto no va a implicar que Punta del Este deje de ser un lugar elegido por muchos argentinos, brasileros y gente de otros lugares. Pero a no ser que haya un cambio del otro lado del río y en Brasil, va a ser una temporada en la que hay que pelearla. Pero no una temporada mala”, declaró Soto.

¿Sigue siendo rentable explotar un emprendimiento hotelero en el balneario? Para Soto, aún lo es, pero apuntó a los emprendimientos de pequeño porte pero con buena calidad de servicios. “Lo hoteles grandes tienen sus ventajas, pero luego de la temporada, cuando cae la actividad, los costos para mantener el lugar son elevados”, consideró.

Foto: Punta del Este International