Los desarrolladores “buscan pellizcar el metro cuadrado de donde sea”, sostiene arquitecto Gómez Platero

20181126

El arquitecto Martín Gómez Platero, cuyo estudio trabaja esencialmente para el exterior, destacó la importancia que tiene el diálogo entre los arquitectos y diseñadores, por un lado, y los desarrolladores, por otro, al momento de concebir un proyecto inmobiliario.

En un coloquio llevado a cabo en la Universidad ORT bajo el título “Sinergias entre la inversión inmobiliaria y la universidad”, Gómez Platero destacó que los desarrolladores “buscan un proyecto rentable” y que procuran “pellizcar el metro cuadrado de donde sea” al pensar un proyecto edilicio.

Es por ello que el diálogo –y también la “tensión”- entre las partes es una realidad en cada iniciativa. “La mejor arquitectura del mundo debe ser rentable o estamos por mal camino”, aseguró.

Ello da cuenta del “nivel de sofisticación del mundo inmobiliario”, indicó el arquitecto, quien destacó que cada vez se valorizan más las iniciativas que habilitan la interacción entre las viviendas y los espacios públicos.

“El desarrollador te pida cada vez más el uso de espacio público, algo a lo que no se está muy acostumbrado en América Latina”, indicó.

Por otra parte, Gómez Platero afirmó que la introducción de tecnología en la industria de la construcción y en el mundo inmobiliario hará cambiar la premisa de que la ubicación el inmueble es el factor determinante a la hora de resolver una compra.

En ese sentido, planteó que debe escucharse a los principales asesores mundiales del sector inmobiliario que dan cuenta de la necesidad de segmentar los proyectos arquitectónicos con fines residenciales.

“Si seguimos haciendo lo mismo nos vamos a fundir”, planteó el arquitecto, quien catalogó de “infantil” seguir hablando de apartamentos en base a la cantidad de dormitorios en lugar de plantearse proyectos inmobiliarios en base a criterios “disruptivos”.

Como ejemplo, citó la edificación de unidades para quienes gustan de cocinar. En ese caso, se podría diseñar apartamentos donde la cocina juegue un rol central y no secundario, como en la mayoría de los casos.

“La creatividad sigue siendo clave en el desarrollo inmobiliario. Sigue siendo el diseño algo fundamental en toda obra de arquitectura”, consideró.

Pero la rentabilidad sigue siendo el eje de quienes resuelven invertir en el negocio inmobiliario, por lo que los proyectos deben conjugar un “win-win” para todos.

Gómez Platero tiene claro que, más allá de una buena idea de un arquitecto, es importante el “olfato” del desarrollador, quien podrá arriesgar o no una inversión en base a lo que le presente el profesional, pero también otros asesores que trabajan con él.

“Un buen proyecto se vende más rápido. Pero todo también va en el olfato del desarrollador”, sentenció.

Foto: Estudio Gómez Platero