Mejora competitividad de proyectos inmobiliarios que incorporan BIM; se abren nuevos negocios

20181001

La implementación de la metodología Building Information Modeling (BIM) ha mejorado la competitividad de los proyectos inmobiliarios a raíz del ahorro de tiempo y costos en la ejecución de las obras, de acuerdo a lo que se concluyó en el Segundo Encuentro Nacional BIM, organizado por la Cámara de la Construcción del Uruguay y la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND).

El BIM permite la generación y gestión de datos de un edificio o cualquier edificación durante su ciclo de vida utilizando un software en tres dimensiones y en tiempo real. Es una manera muy práctica de visualizar cómo quedaría la estructura de la edificación, su instalación eléctrica, la cañería y demás elementos sanitarios, la colocación de todos los dispositivos antincendios y la ubicación de los aislantes térmicos.

“En 2017 la tercera industria en materia de impacto sobre el Producto Bruto Interno fue la construcción. Somos potentes y conscientes de que en los procesos de obra hay muchos sectores involucrados y hay que evitar errores, porque son sinónimo de pérdidas”, dijo en el encuentro el presidente de la gremial de constructores, Ignacio Otegui.

En la oportunidad, Otegui destacó que el uso e implementación del sistema BIM se ha intensificado en los últimos años contribuyendo al incremento de la competitividad de los proyectos. Su utilización abre las puertas de nuevos negocios ya que hace más atractiva a la plaza local.

Para incentivar el uso de la herramienta, en diciembre de 2017 fue creado el BIM Forum Uruguay. La organización busca promover y acelerar el proceso de adopción de la herramienta en el país mediante iniciativas de investigación, difusión y capacitación para la industria de la construcción, el sector público y privado, y la educación.

Florencia Seré, economista responsable del Departamento de Estudios Económicos de la Cámara de la Construcción del Uruguay, explicó que hasta el momento en Uruguay la organización cuenta con 51 inscriptos, mayormente profesionales del rubro arquitectura, de los cuales un 62% manifiesta tener alto grado de conocimiento de BIM y un 47% señala que el uso de la metodología también es alto.

En el evento fueron presentados los resultados preliminares de la Encuesta Nacional BIM en Uruguay, realizada a estudios de arquitectura e ingeniería, constructoras y supervisores de obra principalmente de Montevideo. Entre los resultados, destacaron que entre el 28% y el 34% de los encuestados son usuarios de BIM, siendo los arquitectos los que muestran el mayor nivel de utilización general (51%), seguidos por ingenieros (40%) y constructores (20%).

Mauricio Loyola, arquitecto chileno especializado en Tecnologías Digitales Aplicadas a la Construcción, señaló en la actividad que “es un muy buen momento para aplicar la metodología porque hay masa crítica, pero tener diferencias tan grandes entre disciplinas afecta la articulación e impide que los beneficios de BIM se transfieran a la obra”.

El uso de esta tecnología permite la reducción de 20% en los costos de una construcción, baja el costo de mantenimiento de una obra, y disminuye la posibilidad de que aparezcan interferencias en la construcción y se deban reiniciar los procesos.

Asimismo, mejora la calidad del proyecto en más del 40% de los casos, facilita que haya una reducción de riesgos e imprevistos y en más del 30% de las oportunidades mejora los tiempos de revisión y aprobación de una obra.

Foto: www.kubbses