Gobierno lanza debate sobre optimización del espacio urbano con fines habitacionales

Montevideo_20170821

El Ministerio de Vivienda organizará una serie de actividades con mesas de discusión en Montevideo y el interior del país para abordar cómo mejorar la planificación territorial de las ciudades.

Se espera elaborar una Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano (ENASU), que permita optimizar la distribución de los espacios en las ciudades más pobladas, teniendo en cuenta que en muchos puntos del país se extienden las zonas urbanas hacia lugares no imaginados en el pasado.

En la ENASU se establecerán de forma ordenada y sistemática los objetivos, los lineamientos estratégicos y los mecanismos concretos para coordinar el accionar de las instituciones públicas al momento de planificar y gestionar el uso del suelo urbano para el desarrollo de la política de vivienda y hábitat en todos sus niveles.

“Esta construcción será participativa, y establecerá acuerdos básicos sobre los objetivos generales y los procedimientos de gestión del suelo en los diferentes nivelesde gobierno, integrando en su formulación a todos los actores (públicos, privados, y sociales)  quecompartan el objetivo de alcanzar un desarrollo urbano-habitacional equilibrado y sostenible en términos ambientales, sociales y económicos”, sostiene un documento del Ministerio de Vivienda.

“Estas acciones valen para dar continuidad al proceso y dar pasos firmes para implementar la Nueva Agenda Urbana definida por las Naciones Unidas en línea con los compromisos adquiridos en la Conferencia Mundial sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III) realizada en Quito en 2016”, añade.

Esta estrategia apunta a poner en juego todos aquellos predios e inmuebles que estén adecuadamente localizados y dotados de las infraestructuras y servicios, situados en áreas de ciudad que incluyan o no construcciones y que hayan sido planificadas y priorizadas para el desarrollo urbano habitacional.

Una realidad que preocupa

La expansión no planificada de las ciudades preocupa al Ministerio de Vivienda y a la mayoría de los gobiernos departamentales por sus consecuencias negativas en términos ambientales, sociales y económicos.

De acuerdo a lo que plantea la cartera, si bien existen excepciones, en la mayoría de las ciudades del Uruguay se registra una tendencia a la expansión de las áreas urbanizadas, en tanto la población no crece de manera significativa (o incluso en algunos casos decrece), reconociéndose a la vez, un crecimiento constante del número de hogares y una disminución de su tamaño.

Esta expansión se ha dado tanto por ocupaciones informales como por desarrollos formales y acción pública estatal.  Implica la superación de los límites urbanos consolidados, consumiendo suelo rural y en ocasiones el avance sobre áreas de riesgo y fragilidad ambiental.

El documento elaborado por el Ministerio de Vivienda sostiene que las externalidades y consecuencias sociales, económicas y ambientales de estas prácticas recaen en toda la sociedad; las nuevas necesidades y demandas de infraestructuras y servicios que conllevan implican elevados costos.

“Actualmente el país dispone de un conjunto amplio de   instrumentos y procedimientos para aportar alternativas eficaces a estos problemas. Sin embargo, su implementación todavía es muy escasa, y en los casos en que se aplican, los tiempos de gestión son excesivamente extensos respecto de las demandas y capacidades de trabajo sobre la vivienda y el suelo disponibles en el país”, sostiene.

Con la ENASU se buscará explorar estas potencialidades no utilizadas, además de la conveniencia de crear nuevas normativas. Es por ello que partirá “del reconocimiento de las capacidades actuales y potenciales de los diversos actores implicados, buscando avanzar luego hacia la construcción de soluciones que avizoren metas más ambiciosas en la planificación y la gestión del suelo urbano, principalmente con fines habitacionales”, indica el documento.

El trabajo

En una primera fase, el Ministerio de Vivienda aportará un documento base a los interesados en participar para alimentar las instancias de discusión y consulta.

Este documento tiene como objetivo facilitar un intercambio entre los principales actores que permita luego acordar la implementación de los instrumentos que mejoren el acceso al suelo para uso habitacional.

A partir del análisis del uso de las herramientas disponibles, se abrirá el debate sobre nuevas formas de gestión que deberían ser diseñadas y/o implementadas para avanzar hacia los cambios deseados.

Se abordará la sustentabilidad y el uso del suelo urbano, así como la definición de nuevos, mejores y más eficientes instrumentos de adquisición pública de suelo urbano con fines habitacionales.

 

Imagen: www.stonek.com