Uso de BIM hará más eficientes todas las etapas de construcción de inmuebles

20170612

Desde el gobierno, los estudios de arquitectos y la academia se entiende necesario impulsar el uso del modelado de información de construcción BIM (Building Information Modeling), que es el proceso de generación y gestión de datos de un edificio durante su ciclo de vida utilizando un software en tres dimensiones y en tiempo real.

Esto quedó en evidencia durante un encuentro celebrado días atrás en donde se hizo hincapié en la introducción y expansión de esta tecnología en el medio local. Según se explicó en las diferentes ponencias, permite la reducción de 20% en los costos de una construcción, baja el costo de mantenimiento de una obra, y disminuye la posibilidad de que aparezcan interferencias en la construcción y se deban reiniciar los procesos.

Asimismo, mejora la calidad del proyecto en más del 40% de los casos, facilita que haya una reducción de riesgos e imprevistos y en más del 30% de las oportunidades mejora los tiempos de revisión y aprobación de una obra.

La arquitecta Adriana Sonino, del estudio Gómez Platero, sostuvo en su presentación que en varias etapas de algunos de los proyectos ejecutados se ha incursionado en la utilización de programas BIM. En ese sentido, detalló que se emplea el software de nombre Revit y que se ha usado al momento de diseñar el anteproyecto y el proyecto ejecutivo de algunas edificaciones.

Sonino detalló que el soporte utilizado permite la visualización 3D, permite la visualización de soluciones alternativas, mejora la coordinación y detección de los conflictos e interferencias en etapas tempranas del desarrollo del proyecto ejecutivo, y facilita una visualización dinámica del avance del modelo.

Es una manera muy práctica de visualizar cómo quedaría la estructura de la edificación, su instalación eléctrica, la cañería y demás elementos sanitarios, la colocación de todos los dispositivos antincendios y la ubicación de los aislantes térmicos, sostuvo.

Como meta, el estudio pretende aplicar 100% el modelado de información de construcción en las distintas etapas de una obra arquitectónica, según Sonino. Asimismo, se pretende capacitar en su utilización y bondades a las empresas constructoras y los asesores que participan de las distintas etapas de un proyecto.

En tanto, el gerente de la Unidad de Arquitectura de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND), el arquitecto Maurizio Rodríguez Torriano, indicó que la entidad está interesada en que se extienda la manipulación de este tipo de software en el entendido que facilitará la concreción de obras arquitectónicas.

Rodríguez afirmó que “la simulación mediante un modelo del edificio y su información de construcción reduce los costos de análisis de alternativas en las etapas de proyecto y ejecución”.

El funcionario indicó que la utilización del BIM permite “mejorar la productividad en obra, lo que conlleva a una reducción de costos, imprevistos y mejora de plazos”. Asimismo, facilita “mejoras en la planificación y control en las etapas de operación y mantenimiento, reduciendo costos a lo largo del ciclo de vida del edificio”.

Rodríguez afirmó que se debería “impulsar la adopción de esta nueva metodología a través de proyectos piloto” y que se debería incentivar su uso mediante la incorporación a los pliegos de proyectos de obra.

Como forma de ilustrar la importancia que tiene la extensión del BIM para la CND, Rodríguez detalló que mediante el fideicomiso ANEP se puso llevar a cabo 210 obras de emergencia en centros de enseñanza a lo largo de todo el país. Con este tipo de tecnología informática, las obras serían más breves y más económicas, dijo.

“Nuestro objetivo siempre ha sido mantener la mejor calidad, cumplir con los plazos y evitar posibles sobrecostos en las obras”, declaró Rodríguez.

En la ocasión, algunos integrantes del Proyecto de Apoyo a la Escuela Pública Uruguaya (PAEPU) expusieron cómo fue la obra de refacción de la escuela de tiempo completo Nº 301 en Marindia, en la que se utilizó un programa BIM que permitió ahorro de tiempo, control de costos, control de obras y subcontratos, mantenimiento programado y mejorar la eficiencia energética del establecimiento.

Academia

En el encuentro, diferentes operadores académicos destacaron la importancia del BIM. El docente Álvaro Gutiérrez, del Instituto de Estructuras y Transportes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, indicó que se pretende añadir el uso de esta tecnología en la currícula y, además, formar a docentes en su manipulación.

Desde su perspectiva, existe una “necesidad de cambio en la filosofía de planificación, diseño y relevamiento” de una obra. Además, dijo que la casa estatal de estudios “ha realizado muchas inversiones edilicias en los últimos tiempos” y que “puede ser de interés pasarlos a tecnología BIM”.

Según Gutiérrez, hay “edificios emblemáticos que en vistas a transformaciones podrían y deberían utilizar las nuevas tecnologías para asegurar una solución adecuada a las transformaciones requeridas”. Entre ellos, mencionó al Hospital de Cínicas y a la propia sede de la Facultad de Ingeniería.

En tanto, el docente de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República Juan Pablo Portillo dijo en el encuentro que la enseñanza del BIM a los estudiantes se lleva a cabo en el Departamento de Informática Aplicada al Diseño, que es una dependencia docente que asume integralmente las funciones de enseñanza, investigación, extensión, asesoramiento y otras formas de relacionamiento con el medio, en el área de la informática aplicada al diseño.

Según detalló, la Facultad de Arquitectura ofrece cursos de BIM de forma extracurricular, dentro de materias opcionales y en los cursos de postgrado.

La experiencia chilena

Durante el evento, el arquitecto Roberto Rojas, secretario ejecutivo de BIM Forum Chile, detalló cómo fue la aplicación de esta tecnología en su país. Además, detalló que se ahorraron 163 millones de dólares a raíz del software BIM en contratos de construcción que totalizaron los 8.153 millones de dólares.

Rojas indicó que se llevó a cabo el año pasado una Encuesta Nacional BIM entre arquitectos, ingenieros y empresas constructoras. De acuerdo a los datos presentados, el 22% declaró ser usuario regular de ese tipo de software, y al sumar a los usuarios regulares con los ocasionales se llegó al 50% de los encuestados.

Fotos: Estudio Gomez Platero