Crece venta de viviendas promovidas mientras organizan eventos con promociones y descuentos

20171113.jpg

Crecen las ventas de viviendas promovidas -antes viviendas de interés social (VIS)- y eso se refleja en los datos que maneja revista Propiedades y la percepción de los desarrolladores y operadores inmobiliarios, que llevan a cabo eventos especiales por estas semanas con descuentos en las ventas de unidades edificadas bajo la ley 18.795.

Cenas, desayunos empresariales y cocktails con inversores y clientes finales son el escenario elegido por estas semanas para tratar de colocar la mayor cantidad de apartamentos construidos en diferentes zonas de Montevideo.

Uno de los de mayor envergadura tuvo lugar días atrás en el espacio Kibón Avanza, de la rambla de Pocitos, que reunió a varios grupos desarrolladores y empresarios del negocio local. En esa oportunidad se colocaron unidades con un descuento de hasta 20% de su valor comercial.

Y si bien la herramienta de las VIS es perfectible y debe modificarse para  incentivar la aparición de más proyectos mediante la eliminación de topes en los precios, queda claro que hay cierta avidez por este tipo de viviendas y que, por otra parte, es necesario poner en marcha descuentos que incentiven el mercado.

“Como se está viendo que hay una demanda interesante, se sale a convencer y mostrar los productos que existen. Tenés que ofrecer beneficios para llamar la atención de potenciales clientes. Es como decir ´Acá estamos, no te lo pierdas. Date cuenta que va a ser un buen negocio´”, dijo a Propiedades Isidoro Kozak, propietario de Kozak Inversiones Inmobiliarias.

“Como en los próximos dos años van a mejorar los precios, conviene a los interesados comprar ahora y ahorrar dinero”, añadió el empresario, para quien el régimen VIS ha permitido a las empresas desarrolladoras y constructoras mantener un nivel de actividad que, de lo contrario, hubiera caído de forma más importante con el descenso de las edificaciones suntuosas.

Asimismo, Kozak sostuvo que hay mayor avidez por el producto VIS en el caso de los consumidores finales, especialmente en proyectos de menor monto que permiten sustituir una cuota de alquiler por una cuota a 25 años que permita ser propietario de un inmueble.

La misma avidez que observa Kozak la experimenta el equipo de trabajo de la empresa desarrolladora MK 0, responsable de los proyectos inmobiliarios los hoteles Austral y Lancaster, en el Centro de Montevideo.

“Vimos por estos meses que crece la demanda. Hay más interés”, dijo a Propiedades Patricia Saravia, una de las encargadas de KM0. Se trata de dos proyectos del mismo dueño de los establecimientos hoteleros cerrados. “Esto no es financiado por ningún banco. Se busca vender a inversores. No nos interesa banco o financiar”, explicó Saravia.

Con la participación en ferias y eventos en los que se ofrece descuentos se procura finalizar antes de fin de año el proceso de venta de los apartamentos. “El proyecto ya está a la mitad de las ventas. Tenemos fe que se liquiden las ventas este año”, profundizó.

Por su parte, Alfredo Kaplán, de Estudio Kaplan –que promociona las torres Domini Canelones, Domini Rivera y Domini Roxlo- dijo que la realización de estos eventos puntuales con promociones “son positivos”.

“La importancia es dar a cuenta de los proyectos que se tiene más allá de las promociones puntuales. Hay que seleccionar muy bien en cuáles de estos eventos participar. Haciendo un símil, es tan importante como los días de descuento en los shoppings. Generan un movimiento inusual con márgenes más pequeños, pero dinamizás el mercado”, sostuvo. A su entender, el mercado se encuentra “en niveles normales; ni eufóricos, ni depresivos”.

Además, ponderó el efecto negativo en la plaza del decreto emitido por el Poder Ejecutivo que establece implica tener que vender el 10% de las VIS por debajo del costo de construcción.

“En cinco años de vigencia de las VIS, el promedio de presentación de unidades no bajaban de 250 unidades mensuales. Con el decreto del 23 de marzo, ese número bajó a 54 unidades al mes. El número es lo suficientemente expresivo por sí solo. El gobierno quiere tener viviendas a precios muy bajos, por debajo del costo, para determinado núcleo de la población y limita un 10% de las viviendas, que hay que entregárselas al Ministerio de Viviendas. Cuando uno tiene que entregar algo al precio más bajo que el costo te desestimula porque te obliga a bajar las utilidades y cobrar más caro el 90% de las unidades restantes. Es decir, te distorsiona la ecuación”, explicó Kaplan.

Los números hablan

Aumentan las ventas de VIS, pero también crece la oferta de unidades por la finalización de edificios que estaban en construcción bajo este régimen y, además, otros que se edificaron bajo el régimen tradicional.

En el primer semestre del año, se vendieron 670 viviendas construidas bajo el régimen VIS, un guarismo superior a las 453 ventas del primer semestre de 2016. Ese aumento no se registró en el resto de las viviendas: se vendieron 501 inmuebles entre enero y junio de 2016 y en el mismo período de 2017 se llegó a las 480. (ver recuadro)

20171113_2.png

Los operadores consultados por Propiedades estiman que se cerrará el año con un número superior de VIS en el presente semestre respecto a la segunda mitad del año anterior, cuando se registraron 776 viviendas de este tipo vendidas.

La intención de los desarrollistas y las empresas inmobiliarias en colocar la mayor cantidad posible de unidades, y por eso se organizan encuentros con potenciales inversores y compradores finales.

“Creo que a los inversores uruguayos les sirve. Y personalmente creo que está empezando a volver el argentino, que hace negocios en Argentina y en Punta del Este y que ve que la ecuación le puede interesar”, manifestó Isidoro Kozak.