Primeras experiencias de coliving en Uruguay tras el éxito del concepto en otros países

20161212

La experiencia internacional es rica en ejemplos. Por lo general, se trata de cohabitar un mismo lugar por un tiempo con un grupo de personas para trabajar y compartir experiencias.

Quienes recurren a estas alternativas son quienes viajan por trabajo y ocio, y desean conocer otras culturas e interactuar con personas de otros países. Es un paso más allá de la cultura coworking en la que se comparte un espacio con empleados de un mismo rubro o disciplinas totalmente diferentes.

En este caso, el lugar se utiliza para trabajar con personas de distintos ámbitos, pero también para atravesar el día a día: cocinar, limpiar, ordenar, divertirse y dormir. Todo en una misma casa o apartamento.

El mercado inmobiliario local detectó esta realidad y comenzó a barajar ideas para satisfacer esta demanda, que surge, principalmente, de jóvenes comprendidos en la generación llamada millennials, que pondera vivir experiencias antes que la adquisición de bienes materiales de larga duración.

En la zona de Pocitos, por ejemplo, se proyecta construir a partir de marzo el edificio Doce_22, compuesto por 46 unidades -monoambientes, de uno y dos dormitorios-, que se inspira en la idea del coliving. El edificio tendrá espacios comunes con el objetivo de que los habitantes de los apartamentos puedan interactuar y compartir actividades. 

La cocina es compartida, al igual que la tradicional barbacoa, una sala de estar y un cuarto de recreación. A esto se suma la sala de fitness y la terraza que oficia de solárium. Todos estos espacios contarán con wifi.

El arquitecto Gabriel Raij, responsable del proyecto, dijo a Propiedades que “se busca darle importancia a los espacios comunes para que sean espacios de participación”. La intención es que quien compra o arrienda uno de los apartamentos pueda vivir “un menú de experiencias” con el resto de los habitantes del edificio.

“Si está solo y quiere compartir un momento con otro, tiene la open kitchen. A su vez, el espacio lo pueda alquilar para poder usarlo sin las otras personas, como ocurre habitualmente en otros edificios”, afirmó. Lo mismo ocurre con la sala de estar, el gimnasio y la terraza.

Se procura “insertar un nuevo concepto pero tampoco desvirtuar mucho el concepto tradicional” de edificio, aclaró Raij, quien entiende que la idea despertara el interés de los integrantes de la generación millennial. “Nos alineamos a un movimiento internacional. Pero lo traemos a lo tradicional nuestro, que es el hecho de comprar un apartamento”, afirmó.  

Se espera que Doce_22 quede finalizado en diciembre de 2018. Estará ubicado en el cruce de Marco Bruto y 26 de Marzo, una zona residencial que cuenta, además, con la cercanía de la rambla, el Montevideo Shopping y el complejo World Trade Center.

La intención es avanzar en otras iniciativas similares en Montevideo. “Ya estamos viendo dónde replicar el modelo”, dijo el arquitecto responsable. “Queremos darle un valor agregado a la experiencia de vivir en un apartamento”, sentenció.  

En el exterior

En España, por ejemplo, hace un año que existen varias opciones. La filosofía es clara, según explicó al periódico El Confidencial Matias Bonet, administrador del coliving Bed and Desk, en Palma de Mallorca. "Nosotros en Mallorca estamos a una calle de la playa y llega un momento del día, después de que cada uno haya estado trabajando en sus cosas, en que nos vamos todos de la oficina a ver la puesta de sol", dijo.

En el portal colive.co puede buscarse una residencia que funcione bajo este régimen y, además, puede crearse una. Buenos Aires, Río de Janeiro, Playa del Carmen y Medellín son algunos destinos de América Latina que cuentan con espacios para habitar y trabajar con extraños.

El espacio llamado Unsettled Buenos Aires, ubicado en el barrio Palermo de la capital argentina, ofrece una estadía de un mes por 2.000 dólares. El precio cambia según la época del año, pero por lo general ronda ese monto. Se llama Unsettled Buenos Aires, y su eslogan es “viví nómade, un mes a la vez”.

En el sitio web de Unsettled Buenos Aires se señala que se brinda casa, un espacio de trabajo y “la oportunidad de encarar la ciudad como te guste”. Se promocionan cenas temáticas, talleres de trabajo, comida típica argentina y escapadas en el fin de semana a la Pampa. “Desde el momento de tu arribo vas a experimentar todo lo que Buenos Aires tiene para ofrecer. Este es tu hogar”, añade el portal.

En Londres se encuentra el coliving más grande. Se llama The Collective y cuenta con 550 plazas. Es un conjunto de apartamentos con espacios comunes de uso diario que, además, tiene un gimnasio, un cine, restaurantes, un spa y lavandería.

Foto: © WeWork (archdaily.com)