Continúa proceso de concentración de locales comerciales en pocas zonas de Montevideo

20190114

El negocio de la explotación de locales comerciales continúa el proceso de concentración en pocas zonas de Montevideo. Los shoppings, sus zonas de influencia y la avenida 18 de Julio son los puntos más rentables y demandados de la ciudad, pese a que han crecido otros puntos capitalinos.

Es una realidad que las principales marcas optan por ubicar sus tiendas dentro de los centros comerciales. Pero también hay otras zonas de alta demanda de arrendamiento y compra de locales.

La principal arteria del Centro de la ciudad es el punto de mayor demanda porque es el más rentable. En este punto, la demanda supera a la oferta. Pero esta situación ocurre en los locales que se ubican en la propia vereda y en las calles paralelas y perpendiculares. Por el contrario, las galerías que años atrás tenían un alto ritmo de actividad continúan exhibiendo un panorama sombrío, con un elevado número de comercios cerrados.

Isidoro Kozak, propietario de Kozak Inversiones Inmobiliarias, dijo a revista Propiedades que la avenida 18 de Julio “continúa siendo la vedette” y que la demanda es elevada. En el caso de los arrendamientos, la rentabilidad oscila el 6% anual, consideró. Además, señaló que las grandes marcas y tiendas están eligiendo eta ubicación para la apertura de sus nuevas propuestas.

En las zonas próximas a los shoppings existe una situación disímil. Según detalló, los alrededores del Montevideo Shopping experimentan una demanda elevada de locales, mientras que ha descendido la actividad en las afueras del Punta Carretas Shopping.

Otros puntos de la ciudad registran un repunte en la demanda de locales comerciales, como la avenida Alfonso Arocena, de Carrasco. Ocurre lo mismo con la zona del Paso Molino y la avenida 21 de setiembre del barrio Punta Carretas.

Por el contrario, en la avenida 8 de octubre se ha constatado un descenso de la actividad. “Se ha resentido, la ubicación no rinde”, apuntó Kozak.

Además, el operador inmobiliario sostuvo que “las grandes tiendas están matando al negocio de barrio”, y que es por ello que en varias zonas de Montevideo se observan locales comerciales vacíos y cerrados.

A su entender, los locales comerciales barriales “van en franco deterioro” y esto obliga a que muchos comercios tengan que reconvertirse.

El dinamismo general del sector se mantiene, pero “no como años anteriores”, a la par del desempeño general de la economía, consideró. Pero la realidad es que la demanda tiende a concentrarse en algunos focos puntuales de la ciudad, tal como ocurre, también, en otros puntos del país.

De todos modos, Kozak estima que la construcción de edificios continuará con la instalación de locales comerciales pese a la existencia de sobreoferta. Según explicó, los locales continuarán haciendo el proyecto de inversión más atractivo y con posibilidad de renta a futuro. “Los locales comerciales siguen siendo un buen refugio de capitales”, cerró el operador inmobiliario.

Foto: IMM