Escasa expectativa de que construcción exhiba recuperación en lo que resta de 2017

20170918

La economía nacional crece, pero el sector de la construcción se contrae, de acuerdo al último Informe de Cuentas Nacionales publicado por el Banco Central del Uruguay (BCU). Igualmente, analistas consultados por Propiedades señalaron que el sector se recuperará en la medida que se afiance la capacidad de consumo de la población y la economía demuestre un despegue sostenido.

Según los datos publicados días atrás, la economía uruguaya creció 2,8% en términos interanuales durante el segundo trimestre del año y en términos desestacionalizados el dato fue de un descrecimiento de 0,8%.

En la construcción la caída fue de 5,5% en términos interanuales y de 8,1% si se compara el segundo trimestre respecto al primero. “El desempeño del sector se asocia a descensos en la construcción de edificios y en obras de infraestructura vinculadas a la generación de energía eléctrica, cuyas caídas no fueron compensadas por los aumentos registrados en obras de vialidad y puertos”, sostiene el reporte del BCU.

Este dato se suma a la publicación del Informe de Expectativas del Sector de la Construcción de agosto y setiembre, que divulgó el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción.

Allí se habla de que para los empresarios del ramo la situación del sector “se mantiene en terreno negativo aunque mejoró” respecto al anterior relevamiento. El 88,9% de los empresarios brindó respuestas negativas o neutras consultados sobre la percepción de la situación actual de la industria.

Consultada por Propiedades, la economista Gabriela Mordecki, integrante del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, dijo que el dato de la construcción “llama la atención” cuando se mira el panorama del resto de los subsectores que componen el PBI.

Según explicó la analista, en 2014 y 2015 la economía nacional atravesó un período de menor crecimiento. En 2016 comenzó a recuperarse la actividad, pero la industria de la construcción requiere que se consolide la capacidad de consumo de la población y que la economía mantenga una senda de crecimiento para poder mejorar sus números.

Se aguarda que en el segundo semestre del año se avizore el repunte del sector, pero la expectativa es más escasa. Se espera que la tendencia se pueda revertir en 2018 de la mano de proyectos importantes en el sector público y privado. El más relevante se encontraría en el sector privado, y consiste en la instalación de la nueva planta de celulosa de UPM, que dinamizaría la industria de la construcción, ya sea en materia de vivienda como de infraestructura.

Por su parte, el economista Pablo Moya, de la consulta Oikos, dijo a Propiedades que “la economía está creciendo a impulso de algunas actividades, y otras están muy débiles o en franco retroceso, arrastran problemas de varios trimestres, y un caso concreto es la construcción”.

A su entender, el reporte del BCU da cuenta que la industria está “detenida” y que ello habla de que el ingreso de los hogares, que ha crecido, se destina principalmente a la compra de bienes de consumo final y no a la inversión inmobiliaria.

Moya señaló que los agentes del sector no prevén un repunte en lo que queda del año. Lo mismo ocurre con los analistas, dijo. Es por ello que el mercado no ha consolidado un movimiento importante y, por el contrario, decae en número de construcciones, añadió.

“¿Qué es lo esperable? Que el PBI crezca en el año, pero no creemos que la construcción tenga un repunte en lo que queda del año. Quizás pueda sopesar algún hecho puntual en la segunda mitad de 2017, pero sería el escenario menos probable. Lo más probable es que esta industria no tenga crecimiento en todo el año”, sentenció el especialista.

Foto: www.asocem.org.pe