El renacer de la costa

20170828

Son varios los proyectos inmobiliarios que están surgiendo en la rambla de Montevideo, un punto que había sido desplazado por otras zonas de la capital ante el atractivo inicial de la legislación de vivienda promovida, que motivó a las principales firmas constructoras del país y a los estudios de arquitectos y los desarrolladores a poner los ojos en otros barrios.

Con el paso del tiempo y el reclamo no contemplado de modificación del régimen de vivienda promovida, los barrios costeros retoman protagonismo. Son muchas las iniciativas que han cobrado vida a pocas cuadras de la rambla. Pero ahora le llegó el turno también a la propia faja costera.

Es que los principales operadores del sector entienden que aún hay elementos para explotar en la primera línea frente al mar. Y de la mano de ese pensamiento surgieron desarrollos de edificios de apartamentos y oficinas.

La sociedad Atijas Casal –que a la brevedad terminará de concretar su separación- está a punto de finalizar una torre de apartamentos en la rambla casi Benigno Paiva de similar tamaño que los edificios de la zona.

El arquitecto Vito Atijas dijo a Propiedades que la rambla “es uno de los lugares más privilegiados que ofrece Montevideo como ciudad costera que es respecto a la posibilidad de dar vivienda a la gente”.

Desde su punto de vista, “siempre está latente la posibilidad de que ante cualquier mejora que haya en el mercado se pueda edificar” en la faja costera desde Punta Carretas a Carrasco.

Algunas obras que se ven en la actualidad dan cuenta de un repunte, aunque leve, en el sector inmobiliario, por lo que no es de extrañar que haya nuevas construcciones en ese punto capitalino, afirmó Atijas.

Igualmente, dijo que hay proyectos “en reserva” aguardando que se “consolide” el proceso de reactivación de la demanda de compra de apartamentos y la industria de la construcción. “Tiene la apariencia de que el proceso de consolidación va a comenzar en un plazo no muy extendido”, manifestó.

Además, su equipo de trabajo se encuentra analizando varias iniciativas que pueden ejecutarse en la faja costera y sus zonas adyacentes. “Por supuesto que siempre estamos atentos a las posibilidades que puedan surgir. En la rambla no es un lugar donde abunden posibilidades, pero estamos atentos a las posibilidades que puedan aparecer, eso sin dejar de lado todos los proyectos que estamos analizando”, declaró.

Atijas aclaró que el “esfuerzo inmediato” de su estudio se encuentra en las zonas residenciales costeras de Montevideo, a pocas cuadras de la rambla. “Entendemos que están en puntos residenciales óptimos y en algunos de ellos estamos iniciando proyectos”, señaló.

En ese sentido, identificó una torre que diseñó su estudio en el cruce de las calles Roque Graseras y Juan María Pérez, en la zona de Trouville. Otra de las apuestas fuertes de la empresa son dos torres al amparo de la ley de vivienda promovida, una en el cruce de Ejido y Soriano y otra en la esquina de Magallanes y Constituyente.

“Estamos tratando de acompañar lo que el mercado va dictando, pero de manera muy prudente porque no es demasiado notorio el mercado inmobiliario”, sostuvo.

Si bien la gran apuesta de Atijas es a las viviendas promovidas, fue muy crítico respecto al régimen de topes de precios. “Las últimas medidas no han sido beneficiosas, sino que han perjudicado”, manifestó el empresario, quien reconoció que algunos emprendimientos en el sector quedaron en suspenso o fueron retirados a raíz de las modificaciones hechas por decreto al régimen.

Por su parte, la constructora Campiglia tiene en carpeta una torre en el cruce de la rambla y la calle 9 de Julio, en el barrio Malvín, pero el proyecto aún no está finalizado. Se están llevando a cabo algunos trabajos de acondicionamiento del predio.

“Se trata de un edificio de apartamentos y el diseño lo estamos adaptando a las necesidades de los clientes que nos han manifestado interés en esa zona en particular. Por el momento no puedo adelantar más información porque el proyecto se está definiendo”, declaró a Propiedades la directora comercial de la compañía, Alejandra González.

Desde su perspectiva, el panorama es propicio para pensar proyectos en la franja costera. “En particular estamos volviendo a construir en la zona por la necesidad planteada por nuestros clientes que vienen solicitando nuestros productos en esa zona”, añadió.

En tanto, la arquitecta Silvia Menéndez, del estudio Ott, informó que a la brevedad comenzará la edificación de Ayres, un proyecto residencial compuesto de dos torres frente a la rambla del barrio Malvín.

Estará compuesto por dos bloques de 18 apartamentos de 1, 2 y 3 dormitorios, y se prevé que la obra se prolongue por un año y medio una vez que comience.

Menéndez afirmó que “nunca se perdió interés en la costa”, pero que “ahora hay un poco más”. “Creo que sobre la costa nunca se perdió interés. El tema es que está ligado con los movimientos inmobiliarios a partir de la situación económica y la expectativa de compradores e inversores”, dijo.

“Por lo que he sabido y escuchado, hay algunos proyectos que están involucrando la franja costera. Eso puede llegar a movilizar más. La costa es siempre lo premium. Por lo tanto, si hay interés en construir ese va a ser siempre el primer lugar adonde las inversiones se dirijan”, añadió.

Nuevo proyecto en el Complejo Riviera

El emblemático Complejo Riviera, que supo funcionar como hotel y como salón de fiestas y eventos, será reacondicionado a la brevedad. Asimismo, se le anexaron padrones contiguos para materializar una novedosa propuesta. En su lugar, en la rambla de Carrasco, se instalará un novedoso proyecto que conjugará un edificio de apartamentos con un complejo de oficinas.

Detrás de esta inversión se encuentra Altius Group, que materializará un diseño del Estudio Gómez Platero llamado Bilú & Smart Riviera. Se espera su finalización para 2020 y que en el establecimiento funcione un showroom.

“Altius tiene como objetivo desarrollar productos innovadores que satisfacen las necesidades de familias, profesionales y empresas. Cuando nos acercaron la oportunidad de adquirir el Complejo Riviera vimos una oportunidad única e irrepetible de desarrollar un proyecto en un punto inmejorable de la rambla de Carrasco, en un edificio emblemático con una arquitectura art deco de 1925 y con una altura superior a la que actualmente está permitida en Carrasco, lo que permite vistas inigualables”, dijo a Propiedades Mauricio Levitin, ejecutivo de Altius Group.

Según explicó, en mercados desarrollados la última tendencia son los “proyectos de uso mixto”. “En el Riviera vimos una oportunidad única de replicar este modelo exitoso y desarrollar el primer proyecto de uso mixto residencial y de oficinas de Montevideo. Los padrones que se le anexaron al Complejo Riviera permitieron mejorar las tipologías y vistas de los departamentos y desarrollar espacios para oficinas en un moderno edificios AAA y en la casona patrimonial que esta sobre la rambla”, sostuvo Levitin.

Desde su perspectiva, “la franja costera siempre ha tenido demanda por parte de desarrolladores y clientes pero la oferta de terrenos es muy limitada”. Además, consideró que “en momentos de ´boom´ los propietarios de los terrenos piden precios exorbitantes que inviabilizan la posibilidad de un desarrollo inmobiliario. Actualmente, hay varios proyectos en marcha que sin duda van a ayudar a dinamizar el mercado”.

¿Hay posibilidades de llevar a cabo más iniciativas en la primera línea costera? Desde este grupo inversor se cree que sí. “Altius Group se encuentra permanentemente buscando nuevas opciones que sean tanto innovadoras como atractivas para el consumidor. Existen varios emprendimientos en estudio de los que podremos tener noticias próximamente”, concluyó Levitin.

 

Foto: stonek.com