Gobierno busca incentivar proyectos de desarrollo territorial y urbanístico

20170605

El gobierno entiende necesario que las intendencias y los privados avancen en el desarrollo de proyectos urbanísticos y de ordenamiento territorial. Con el objetivo de premiar las iniciativas elaboradas en los últimos años, el Premio Nacional de Urbanismo tiene dos categorías específicas para distinguir a quienes se destacaron en estas materias.

El director nacional de Ordenamiento Territorial, José Freitas, dijo a Propiedades que en la edición 2017 de este galardón se evaluarán algunas iniciativas puestas en marcha en los últimos años.

En el área de ordenamiento territorial, Freitas indicó que se analizarán las planificaciones hechas en diferentes ciudades que tienen en cuenta el entramado urbano, el cuidado del medio ambiente y las facilidades implementadas para agilizar la circulación vial.

Hay casi 70 instrumentos de ordenamiento territorial aprobados y en marcha. Algunos comprenden acciones en un departamento. Otros en varios. Por ejemplo, los departamentos del litoral oeste han llevado a cabo varias experiencias de manera individual, pero también de forma colectiva.

Se trata de Salto, Paysandú, Soriano y Río Negro, cuyos gobiernos locales han podido coordinar acciones para ordenar el desarrollo urbano y optimizar la utilización de los espacios centrales de las ciudades, dijo Freitas.

“Uruguay es muy nuevo en esto de la planificación territorial”, sostuvo el funcionario, que recordó que la Ley de Ordenamiento Territorial de 2008 le atribuye al Estado, y en particular a las intendencias, un rol fundamental en la promoción de proyectos de desarrollo.

Freitas indicó que si bien hay zonas que han logrado poner en marcha varios instrumentos de ordenamiento territorial, es “desparejo” su avance. A modo de ejemplo, indicó que Cerro Largo no tiene ninguno.

Por otra parte, manifestó la importancia de contar con más proyectos urbanos que modernicen y mejoren puntos específicos de las distintas ciudades del país. En la primera edición del Premio Nacional de Urbanismo, en 2015, se distinguió al Mercado Agrícola de Montevideo (MAM) ya que logró transformar una zona deprimida del barrio Goes.

También se destacó la modernización de la rambla de Piriápolis debido a que logró revalorizar ese punto de alta atracción turística. Freitas sostuvo que todas las iniciativas que apunten a ese cometido podrán ser galardonadas en la presente edición del Premio Nacional de Urbanismo.

“El premio es para poner en valor instrumentos existentes y reflexionar sobre la importancia del ordenamiento territorial y la planificación. Es para ver, también, qué está pasando en las ciudades y en nuestros territorios”, declaró.

El 30 de junio cierra el período de inscripción de proyectos y se espera que a la brevedad se dé a conocer cuáles son los ganadores en las distintas categorías existentes.

UNA MIRADA CRÍTICA

Un documento elaborado por el Ministerio de Vivienda el año pasado y puesto a consideración de Naciones Unidas indica que la planificación territorial es importante para evitar que los ciudadanos continúen instalándose en zonas inundables.

Según una estimación realizada para 18 ciudades, incluida Montevideo, hay en el país más de 77.000 personas y 25.000 viviendas ocupadas en áreas inundables.

Estas zonas inundables, con distintos niveles de riesgo, requieren medidas particulares. Entre ellas se encuentran asentamientos precarios e irregulares en zonas de riesgo alto de inundación y viviendas en zonas inundables por falta de estudios previos a su localización.

El gobierno señaló en ese documento que la Ley de Ordenamiento Territorial establece la exclusión en el proceso urbanizador de los suelos “con riesgos naturales o con afectación de riesgos tecnológicos de accidentes mayores para los bienes y personas”, así como los predios situados total o parcialmente en terrenos inundables, a un nivel inferior a 50 centímetros por encima del nivel alcanzado por las más altas crecientes conocidas.

El Ministerio de Vivienda reconoce en el documento las “dificultades que aún se dan en relación al acceso al suelo urbano y a través de él a un hábitat adecuado”. Es por ello que se afirma “imperioso” recurrir a los instrumentos previstos en la Ley de Ordenamiento Territorial y en otras normas para “ayudar a acceder al suelo urbanizado en calidad y cantidad suficiente para satisfacer los requerimientos de los sectores sociales de menores ingresos”.

Si ello no ocurre, “se continuarán expandiendo las ciudades en un país en donde el crecimiento demográfico es mínimo”, alerta el gobierno.

Es por este motivo que se entiende importante que nuevo programa urbano regule y apoye la inversión privada para “potenciarla más allá de la obtención de rentabilidad inmediata”, al tiempo que garantice la intervención directa del Estado a través de sus planes habitacionales.

Foto: Wikipedia