Polo Oeste apunta a desarrollar un polo logístico que evite el desarrollo de depósitos en la ciudad

PoloOeste.jpg

La firma Polo Oeste, conformada en sociedad por el Frigorífico Modelo y la empresa belga Katoen Natie, tiene un objetivo claro: transformarse en uno de los principales operadores logísticos del país para que más empresas los elijan como centro de acopio y distribución de mercadería.

El razonamiento parte de la base que en el predio que posee la sociedad -en Camino Bajo de la Petisa, a metros de la Ruta 1- se puede llevar a cabo la actividad logística de muchas empresas, construyendo en su interior los galpones y depósitos necesarios que eviten que dentro del entramado urbano surjan nuevas instalaciones de este tipo.

“Nuestro objetivo va de la mano con la intención de la Intendencia de Montevideo de evitar que los camiones de carga ingresen a determinadas zonas de la ciudad”, explicó a Propiedades el director de la firma, Agustín Fernández Abella, que también es gerente de proyectos del Frigorífico Modelo.

El ingreso de camiones con carga a determinadas zonas de la ciudad trae consigo dos perjuicios importantes: el deterioro de calles y caminos, y el enlentecimiento de la circulación vehicular.

De la mano de estos puntos, Polo Oeste quiere expandir sus negocios, teniendo en cuenta que cada vez más empresas buscan desprenderse de sus operaciones secundarias, como la logística, para concentrarse en su actividad principal o fundamental.

Es así que Polo Oeste va ganando en terreno construido dentro de las 74 hectáreas que posee en la zona de los accesos oeste de Montevideo. En 2012, cuando surgió el emprendimiento, contaba con pocos metros cuadrados edificados. Luego ganó un cliente de relevancia: Unilever, para quien construyeron un depósito de 18.000 metros cuadrados en el que se acopia y clasifica la mercadería.

Hoy en día, Polo Oeste tiene 70.000 metros cuadrados de depósitos y galpones construidos, y aguarda a finales de este año inaugurar una edificación de 18.000 metros cuadrados para almacenar distinto tipo de mercadería.

¿Qué se ofrece?

Básicamente se ofrecen dos servicios, explicó Fernández Abella. El primero es el de depósito de mercadería y el segundo es más complejo y abarca el servicio logístico íntegro, que comprende recibir la mercadería, clasificarla, manipularla y entregarla al cliente de acuerdo a demanda.

Actualmente, en la parte de depósito seco se cuenta con siete usuarios. En tanto, el Frigorífico Modelo opera en la zona de fríos. En otra zona se acopia madera y derivados.

Cuando un cliente consulta por los servicios, se le explica que la zona estándar para arrendar un depósito es de 3.000 metros cuadrados, pero que puede realizarse una subdivisión de menor cuantía en el predio construido.

Según la necesidad del cliente, es lo que se le puede ofrecer. Esto responde a una realidad determinada: algunas cargas requieren de un espacio horizontal mayor y no pueden ser stockeadas de manera vertical. Otras sí pueden colocarse de esa forma, por lo que no importa tanto la superficie del lugar, sino la capacidad de almacenar en altura que tenga la carga que se manipula.

Por otra parte, se espera que a fin de año se pueda operar en el predio como depósito fiscal a fin de recibir mercadería importada o en tránsito. Al obtener esta condición se podrá ofrecer a distintas compañías el almacenaje de sus productos antes de que se registre su ingreso legal a la plaza uruguaya, con lo que se logra diferir el pago de impuestos para los clientes.

Fernández Abella explicó que se apunta a hacer crecer el negocio en base a dos vertientes: el servicio de depósitos y la operación logística completa. De una manera u otra, la intención es ocupar un lugar de relevancia en el mercado logístico uruguayo, que gana terreno de la mano de la intención de muchas empresas –sobre todo multinacionales- de no construir depósitos para sí mismas, sino arrendar espacios en polos logísticos ubicados en zonas estratégicas, es decir cerca de rutas nacionales y próximo al puerto de Montevideo.

"En el futuro, tercerizar la construcción del depósito y la logística va a ser algo que la mayoría de las empresas va a hacer, y ahí es donde tenemos oportunidad con la alianza generada con Polo Oeste", explicó.

La apuesta de la empresa belga también es fuerte en esta área de negocios. Recientemente, la compañía anunció que a futuro únicamente participará en este tipo de emprendimientos en Uruguay, mientras que abandonará su trabajo en otras áreas, como el 80% del paquete accionario que tiene en el consorcio Terminal Cuenca del Plata, el mayor operador de contenedores del puerto de Montevideo.

Foto: Polo Oeste