Airbnb quiere llegar a Uruguay con su nueva propuesta de “experiencias” y no solo alquiler de inmuebles

20170424

La famosa y polémica empresa que promueve y facilita alojamientos entre particulares dio un paso más en sus servicios y pretende, a la mayor brevedad posible, ofrecer su nuevo producto en Uruguay.

Se trata de las llamadas “experiencias”, que implica el arrendamiento temporario de un inmueble o una habitación en una propiedad, pero con un plus: la posibilidad de vivir experiencias de la mano de los “anfitriones”, es decir quienes hospedan a los viajeros o inquilinos.

Este nuevo servicio de Airbnb se ha hecho muy popular en algunas ciudades de diversos países. Busca que los arrendatarios tengan una aproximación mayor a la cultura local del destino al que eligieron visitar de la mano del anfitrión. Como contrapartida, el precio que se paga es mayor y, por ende, la ganancia del dueño del inmueble es superior a la de un simple alquiler temporario.

“Estamos en plena expansión a nuevas ciudades de todo el mundo, y esperamos que algún día las experiencias estén disponibles absolutamente por todas partes. Mientras tanto, te invitamos a visitar este lugar en el sitio web de Airbnb y compartir tu ciudad y tu tipo de experiencia”, respondieron desde Airbnb ante una consulta de Propiedades.

Es decir, aún no se encuentra disponible este servicio en el país, pero se puede hacer llegar ideas al correo de la compañía, que ya ofrece este servicio en Argentina y otros países de la región.

“Los anfitriones son chefs, senderistas o simplemente personas que conocen muy bien la zona. Pueden organizar una experiencia o varias a lo largo de unos días, con las que mostrarán a los viajeros las joyas mejor guardadas de su ciudad”, sostiene el portal de la compañía.

Algunos uruguayos que ofician de “anfitriones” de sus casas y apartamentos en Airbnb relataron a Propiedades que enviarán correos electrónicos a la empresa con algunas ideas para que las consideren. 

Algunos de ellos señalaron que su intención es ofrecer alojamiento pero también la posibilidad de incluir catas de vinos y maridajes en coordinación con algún local gastronómico o bodega. Otros creen que la mejor opción es ofrecer a los viajeros la participación en espectáculos de murga y candombe, pero también de tango y algún baile folclórico.

Otro de los consultados sostuvo que es evidente que el mayor atractivo para la oferta de experiencias será durante el verano, época en la que aumenta la oferta de alojamientos en las zonas donde el producto sol y playa es el más demandado. Para estos casos, quizás la mejor opción es ofrecer una recorrida por playas de varios departamentos del país y la posibilidad de degustar tragos y asistir a algún restaurante, pub o boliche de renombre.

Varios subrayaron la importancia de sumar a esos destinos la alternativa de hacer turismo natural en zonas más alejadas de la costa, como en el departamento de Lavalleja.

Lo concreto es que la posibilidad de diseñar “experiencias” y ofrecerlas a los viajeros parece interesante para los usuarios del sistema, que lejos de retraerse de las plataformas de economía colaborativa parecen querer sumarse a las innovaciones que se presenten.

Éxito en el mundo

“Los viajeros tendrán la oportunidad de asomarse a tu mundo brevemente, gracias a un taller sobre una actividad que te apasione o un paseo por tu barrio favorito. Una experiencia dura dos horas o más”, sostiene el portal de Airbnb.

“Si no quieres ir a la carrera, prueba a organizar experiencias durante varios días. Las experiencias completas son la mejor forma de estrechar lazos con los viajeros, que podrán sumergirse de lleno en tu mundo”, añade la web.

Basta recorrer las distintas propuestas para concluir que existen desde las “experiencias” más simples hasta las más complejas y atractivas. Por ejemplo, en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) una persona ofrece tres días de paseos y actividades submarinas, con varias de las comidas incluidas y la posibilidad de entrar en contacto directo con la fauna local.

En San Francisco se ofrecen rutas en bicicleta por los lugares que dieron origen al movimiento por los derechos de los homosexuales, mientras que en Los Ángeles no faltan referencias al cine y la televisión, además de recorridas por playas para practicar surf y kitesurf.

En Florencia un “anfitrión” ofrece conocer su restaurante y aprender a hacer variedades de pizzas al mejor estilo italiano. Un experto en artes marciales de Seattle ofrece clases y prácticas vinculadas al fitness y kickboxing.

Las posibilidades son muchas. También existen las llamadas “experiencias solidarias”, que consisten en hospedarse con responsables de organizaciones sin fines de lucro para colaborar con sus tareas.

Resistencia desde el sector inmobiliario

Airbnb y otras plataformas de economía colaborativa han captado una porción importante de la actividad de arrendamientos de temporada. Durante el último verano, el sector inmobiliario de Punta del Este informó a Propiedades que el funcionamiento de este tipo de sistemas de alquiler motiva que entre el 80% y el 90% de los contratos de alquiler se realicen por fuera del circuito formal.

Son varias las veces que han puesto el tema en la mesa durante encuentros con autoridades de gobierno y legisladores nacionales y departamentales. El perjuicio es tal que, según proyectan, varias empresas del ramo deberán cerrar al perder pie frente a la oferta de casas, apartamentos y dormitorios en tipo de portales.

Fotos: airbnb.com