Industria local de rendering comienza a experimentar con realidad virtual

20170306

La industria local de rendering avanzó en estos años a la par de las demandas del mercado local e internacional, para el que se trabaja mucho a partir del reconocimiento que tienen los recursos humanos especializados de Uruguay.

Desde las imágenes y las representaciones más simples se avanzó hacia el fotorrealismo para trasmitir mejor las características de los proyectos habitacionales. En los últimos años, los estudios y agencias de render progresaron hacia la confección de imágenes de 360 grados que podían ser visualizadas a través de computadoras, lo que también fue un logro para aquellas empresas desarrolladoras de grandes emprendimientos inmobiliarios e industriales.

Pero la gran transformación de la visualización arquitectónica llegó de la mano de la realidad virtual, que permite experimentar los renders como espacios vivos y reales.

Las compañías uruguayas empezaron tímidamente a realizar experimentos con esta tecnología, sobre todo para proyectos extranjeros, que son los que más demandan sofisticación.

El director de la compañía Studio 4D, Hilario Canessa, dijo a Propiedades que la realidad virtual“es el tema del momento en visualización arquitectónica” y que cada vez surgen más solicitudes, por lo que se hace necesario capacitarse en la manipulación del software capaz de desarrollar estos soportes digitales.

A partir de los motores generadores de videojuegos se ha trabajado en otras áreas, como el rendering en 3D. Los programas más utilizados son Unity y Unreal Engine 4, que permiten en días generar estructuras digitales que emulen la forma de una casa, un apartamento o un lugar cualquiera.

Hay dos tipos de realidad virtual. Una es llamada Panorama VR, que implica la utilización de smartphones. La persona está quieta y a través de imágenes o videos esféricos puede observar en la pantalla del dispositivo todos los ángulos posibles de una habitación o una estructura.

La segunda es Room Scale, e implica la visualización mediante el uso de lentes holográficos y un controlador manual. La persona se puede desplazar en una superficie pequeña (por lo general no mayor de 16 metros cuadrados) y observar mediante los lentes las habitaciones y los objetos colocados en ella.

Al dar pasos o mediante el controlador se puede atravesar las diferentes habitaciones de una vivienda, y de esa manera observar con cuidado la disposición de los espacios.

Canessa explicó que el año pasado se llevó a cabo un proyecto junto a la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) y que el fruto de ese trabajo fue presentado después a un cliente que había solicitado un render en tres dimensiones.

“La realidad virtual está recién empezando en todo el mundo. Es un buen momento para que demos un paso y subirnos al vagón. La tecnología está y los costos de producción no son muy superiores a los de un video que se puede hacer para un render. Estamos en una etapa de adaptación”, afirmó.

Un concepto similar trasmitió a Propiedades el director ARS Studio, Álvaro Gentile, quien aclaró que el mercado uruguayo solicita en su mayoría imágenes y, en menor medida, videos y animaciones. “Algo se está empezando a hacer en realidad virtual”, afirmó.

Las imágenes se utilizan mucho para edificios, especialmente algunos proyectos nuevos al amparo de la regulación de vivienda de interés social. Cada vez se apunta más al fotorrealismo, pero también se han solicitado confecciones de imágenes en 360 grados para emprendimientos de pequeño y mediano porte, dijo.  

Si bien el mercado local puede rendir sus frutos para las empresas de renders, algunas de ellas observan en el exterior una oportunidad de dar un paso económico debido a que las exigencias son mayores, pero la paga también en superior.

La formación uruguaya se ubica más hacia el estilo sofisticado y refinado de Europa y no tanto hacia el estilo práctico de Estados Unidos, aunque ha quedado de manifiesto la capacidad de adaptación de la mano de obra local de acuerdo a los requerimientos del cliente, señaló Gentile. “No se debe descuidar el mercado local, que siempre es bueno y surgen buenos proyectos”, aconsejó Canessa, cuya empresa exporta la mayoría de su trabajo.

Foto: Screenshot website - Studio4D www.studio4d.com