Buscan construir unas 500 viviendas en el predio más grande que queda libre de Montevideo

20171120

El gobierno nacional y la Intendencia de Montevideo pretenden concretar un ambicioso proyecto inmobiliario en donde funcionaba la desaparecida empresa de transporte de pasajeros Raincoop.

Es un espacio de casi tres hectáreas en el barrio La Unión, una zona densificada de Montevideo que cuenta con todos los servicios necesarios y permite escapar a la construcción en zonas periféricas de la capital.

La idea es que se construyan entre 500 y 550 viviendas en el espacio, que es uno de los predios más grandes que quedan libres en la ciudad, rodeado de arterias viales muy utilizadas, como la avenida 8 de octubre y Camino Carrasco. Para lograr el cometido se resolvió llamar a un concurso de ideas entre el Ministerio de Vivienda, la Intendencia de Montevideo y la Sociedad de Arquitectos del Uruguay (SAU).

La convocatoria tiene como objetivo resignificar y desarrollar este espacio urbano, estableciendo los lineamientos necesarios para reformularlo en pos de dar respuesta programática a diversas necesidades y requerimientos de la población, sostiene el Ministerio de Vivienda.

La idea entusiasma mucho a la SAU, dijo a Propiedades su presidente, Álvaro López. “Cuenta con una gran ventaja: no tiene preexistencias singulares, por lo que no tendría que preservarse ningún elemento del predio”, señaló.

El concurso deja abierta la puerta a desarrollar edificios en altura o propiedades horizontales. “Ahí radica la habilidad de los equipos de trabajo que presenten propuestas”, dijo López. A su vez, se aguarda que puedan desarrollarse comercios, algún centro educativo y espacios públicos que permitan la interacción de las nuevas estructuras con el barrio.

“Este proyecto genera la posibilidad de un desarrollo urbano central, que son las viviendas porque hay una demanda que reconocemos todos. Pero también permite la incorporación de otros elementos compatibles que hagan que lo nuevo se integre al conjunto de la sociedad”, añadió.

Se aguarda que las propuestas puedan plantear iniciativas para el corto plazo y, también, para el largo plazo. “El proyectista tiene que pensar en cómo van a ser los usos en el mañana”, explicó el titular de la SAU.

En las casi tres hectáreas habrá lugar para cooperativas de vivienda y, además, viviendas de promoción privada, precisó López, quien destacó la apertura del gobierno nacional y de la Intendencia de Montevideo para convocar a la SAU a participar del concurso y abrir la instancia a todos los arquitectos del país que quieran presentar sus iniciativas.

En la convocatoria, el Ministerio de Vivienda subraya que “se busca generar la base de planificación que permita responder a una fuerte demanda habitacional existente en el departamento de Montevideo, propiciando las condiciones para un óptimo aprovechamiento del suelo que atienda a dicha demanda y a la vez promueva la localización de otras actividades compatibles y servicios, otorgándole las condiciones de ámbito público calificado, inclusivo y democrático”.

“Considerando su situación de ámbito urbano consolidado, se busca posibilitar la mixtura de diferentes usos generando, a través de calidad de diseño arquitectónico y urbano, condiciones de uso acordes que alienten la apropiación social del espacio”, añade el texto de la convocatoria del concurso de ideas.

En la zona de actuación conviven diversos tipos de morfologías, con predominancia de viviendas unifamiliares pero también conjuntos de vivienda de hasta cuatro niveles, principalmente en el entorno del Parque César Díaz.

En la centralidad de la avenida 8 de Octubre se encuentran salpicados algunos edificios de hasta 10 niveles, y se concentran usos comerciales y de servicios, ya más desarticulados por las paralelas a la vía.

La avenida 8 de Octubre y Camino Carrasco son las arterias principales a nivel de tránsito y transporte, a lo que se suman las transversales 20 de febrero, Pan de Azúcar y Larravide, señala un texto que se le entregó a los interesados.

Foto: MVOTMA